El gobierno nacional entregará vivienda propia a población vulnerable del país

 Subsidio 'Casa Digna, Vida Digna'

 

Casa Digna, Vida Digna y viviendas 100% subsidiadas son los proyectos con los que el Gobierno busca mejorar las condiciones de vida de un millón de colombianos.

El gobierno nacional entregará vivienda propia a población vulnerable del país

 

Casa Digna, Vida Digna y Casas 100% Viviendas Subsidiadas, son dos programas de vivienda del Gobierno Nacional para familias que cuentan con recursos muy limitados y se hayan en situación de vulnerabilidad. Con estos dos proyectos, el estado busca erradicar los niveles de pobreza extrema en la población a través de la implementación de espacios propicios para ser habitados dignamente.


Por un lado, Casa  digna, vida diga, es un proyecto del gobierno nacional, propuesto y ejecutado por el Ministerio de Vivienda, Ministerio de Agricultura y Prosperidad social, que tiene como objetivo reestructurar viviendas que no cuentan ni siquiera con los estándares mínimos necesarios para ser habitadas dignamente y en las que viven familias que se hayan en situación de extrema pobreza, y hacer titulaciones legales a las propiedades. Asimismo este programa cobija a vecindarios que necesitan mejoras en sus entornos comunales, pavimentación de vías vehiculares, construcción de colegios, bibliotecas, salones comunales y conexiones de servicios básicos como agua y luz.

Este proyecto fue propuesto para solucionar el llamado déficit cualitativo de vivienda que es el número de viviendas en las ciudades y zonas rurales que presentan fallas y deficiencias en la conexión de servicios públicos, en su estructura, paredes, espacio de cocina y baño. Este ya mencionado déficit cualitativo de vivienda es uno de los indicativos que utiliza el estado para conocer el número de personas que se encuentran en situación de pobreza y vulnerabilidad en el territorio nacional. En cuanto a las metas que el gobierno busca alcanzar en el lapso de 4 años, estas se clasifican de la siguiente manera, al Ministerio de Vivienda le corresponde alcanzar una meta de 225 mil proyectos ejecutados en zonas urbanas, de los cuales a la fecha se han terminado 82.907; al Ministerio de agricultura le corresponde ejecutar 50 mil mejoramientos en zonas rurales y a la fecha ha realizado 7.263 mejoras y a Prosperidad Social le corresponden 325 mil mejoras en municipios con poblaciones menores a 100 mil habitantes de las cuales ha alcanzado 132.011. 


Las personas y familias que pueden ser beneficiadas por el programa deben vivir en la propiedad objeto del mejoramiento con anterioridad al 30 de noviembre, deben tener unos ingresos máximos de 2 SMLMV y no haber recibido subsidios familiares de vivienda. En cuanto a los barrios que sean postulados, deben contar con disponibilidad de acueducto y redes públicas, además  no pueden estar ubicados en zonas de obra pública, de protección ambiental o zona de riesgo. Sin embargo, los alcaldes de municipios de categoría especial y 1, es decir ciudades igual o mayores a 500 mil habitantes y municipios con una población comprendida entre 100 mil y 500 mil habitantes respectivamente, debieron haberlos postulado al programa entre noviembre de 2019 y el año 2020.

El otro programa de vivienda que existe desde la presidencia anterior, se denomina Viviendas 100% subsidiadas, que consiste en otorgar casas o apartamentos propios a familias de mínimo 2 integrantes que se hayan en condición de pobreza absoluta, en este grupo poblacional entran las personas desplazadas por la violencia y damnificados por desastres naturales. Como el número de viviendas que otorga el gobierno es limitado, 100.000 viviendas en total, el proceso por el que son seleccionadas las familias beneficiarias es a través de un sorteo decretado.

Quienes deseen hacer parte de este programa y adquirir vivienda 100% subsidiada, deben estar en la lista del Departamento Administrativo para la Prosperidad Social (DPS) o al menos el jefe del hogar; usualmente el personal del DPS enlista a las familias por medio de un trabajo de campo.

Estos programas de vivienda, son estrategias que buscan formalizar e incentivar la tenencia de vivienda propia en sectores de la población que cuentan con recursos limitados y por lo cual no tienen opción de acceder a créditos de vivienda, lo que mejora la calidad de vida de los beneficiarios,  que es el fin principal de los programa Casa Digna, Vida Digna y Viviendas 100% subsidiadas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR