EN COLOMBIA SE DEBEN CONGELAR LOS PAGOS O DEUDAS CON BANCOS, SERVICIOS PUBLICOS, ARRIENDOS, ENTRE OTRAS, DURANTE EL CONTROL DEL CORONAVIRUS.



El paso del coronavirus por el país, podría dejar resultados económicos negativos en la población y el comercio.



El número de personas infectadas con el Covid 19 en Colombia ha venido en aumento, desde el primer caso confirmado el 6 marzo en una joven de 19 años, hasta hoy donde ya se registran 102 infectados en todo el país, siendo Bogotá la zona más afectada con 45 personas que han contraído el virus.  El panorama nacional en medio de esta pandemia declarada, no pinta muy bien, en especial en lo que se refiere a la economía de los colombianos, pues de declararse aislamiento y confinamiento obligatorio, los ingresos de muchos trabajadores e independientes del país quedarían en vilo.

Hay que resaltar que el estado colombiano presenta debilidades en las políticas de derecho laboral y defensa al trabajador, quien podría entrar en estado vulnerabilidad, pues ya existen casos de empresas que han enviado a sus empleados a licencias no remuneradas o con cancelación de contratos debido a la coyuntura del coronavirus, sin embargo, tampoco se puede asumir que la empresas están actuando con total intención de perjuicio al empleado, pues las restricciones sanitarias también afectan las organizaciones y por consiguiente, no habría liquidez para pagar salarios y otras cuentas. A esto hay que sumarle el gran número de independientes y poseedores de locales comerciales, restaurantes, bares, entre otros, que, al ser obligados a cerrar, podrían percibir una crisis en sus finanzas personales. En general, para ningún colombiano las cuentas van a dejar de correr si el gobierno no implementa una medida que las congele. 


De la población total de Colombia que son aproximadamente 49 millones de personas, 12 millones se encuentran ocupados, de los cuales 6,3 millones en estado de formalidad y 5,6 millones de manera informal, estos últimos trabajando mayoritariamente en el sector de la construcción, comerciales, servicios sociales y comunales.  A lo anterior se suma que la tasa de formalidad entre los independientes, es decir quienes no son empleados por otra persona natural o jurídica, es inferior al 6%. Con estas cifras se podría confirmar la grave situación en la que entrarían los 5,6 millones de trabajadores informales, los independientes y también un considerable número de trabajadores formales, durante la implementación de confinamiento, cierres de establecimientos comerciales, y controles sanitarios durante la eliminación del Coronavirus Covid 19 en el país.

En resumen, estas cifras se presentan para conocer el número de personas que necesitan de un ingreso mensual y que probablemente dejarían de percibir en los próximos días e incluso meses. Ingresos y salarios requeridos para vivir, pagar arriendo o cuotas hipotecarias u otro tipo de cuotas de crédito de vivienda; servicios esenciales como agua, gas y luz; alimentación y créditos de libre inversión, tarjetas de crédito entre otras obligaciones financieras que pudieran haber adquirido.

En general, la estabilidad económica de la clase media en el país es bastante frágil, por ende, es necesario que el gobierno implemente medidas que ordenen el congelamiento de pagos de créditos de cualquier índole, servicios básicos, servicios de internet y telefonía, y además controles en la especulación de precios de los productos de mayor consumo.

Sin embargo, el gobierno ya ha ordenado la reconexión gratuita del servicio de agua para las viviendas en las zonas más vulnerables del país, que se les cortó anteriormente el servicio por falta de pago, además del congelamiento de la tarifa; Giros adicionales para los beneficiarios de familias en acción y adulto mayor; y el Banco de la República elevó los cupos de liquidez para dinamizar la circulación de dinero.

Por otra parte, en el Congreso y el Senado, ya se han presentado propuestas para contrarrestar el golpe económico como aplazamiento de impuestos, reducción de tasas de interés, congelamiento de créditos y ampliación de plazos para declaración de renta 2019 e impuestos de IVA 2020. En todo caso es indispensable que estas propuestas se hagan realidad y el gobierno las ejecute, porque en últimas no es un favor que el estado le hace a la ciudadanía, sino que, de no hacerlo, el país entraría en una grave crisis económica producto de créditos y cuotas sin pagar con intereses disparados y falta de liquidez económica.  

En Colombia no solo se deben implementar restricciones de circulación y estrategias sanitarias para controlar el virus, también es una necesidad expedir decretos que prevengan la quiebra de personas y familias, empresas, pymes y establecimientos comerciales.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR